YouTube como fuente de evidencias

Cómo conservar vídeos de YouTube para casos legales

 
Según Statista (2021), YouTube cuenta con mas de 2.3 billones de usuarios alrededor de todo el mundo en 2021. Esta plataforma está presente en más de 100 países, contando con más de 80 idiomas para reproducir sus vídeos. Cada día de media, los usuarios visualizan contenido por valor de 1 billón de horas de vídeo, y se generan billones de visitas. Por todos estos increíbles datos, YouTube es la segunda red social más popular en todo el mundo (Datareportal, 2019).
 
Todo esto nos lleva a la conclusión de que YouTube es una de las fuentes más grandes de captación de evidencias para procesos judiciales. De todas formas, esto no exime a las pruebas obtenidas de esta plataforma de ser tratadas de igual forma que cualquier otro tipo de evidencia digital, teniendo así sus propios riesgos de ser impugnada o rechazada en juicio.

 

2 Sencillos pasos para obtener evidencias de contenido de YouTube

Paso 1: Conoce los detalles y el contexto de la prueba.
Lo prioritario tiene que ver con la propia documentación del vídeo en cuestión, que es donde reside la mayor parte del contenido que queremos obtener como evidencia.
Una vez hecho esto, nos debemos fijar en la parte situada debajo del vídeo, donde se pueden encontrar detalles como el usuario que ha subido el vídeo a la plataforma, y la fecha en qué lo hizo. Si queremos profundizar más, podemos hacer clic en el logo del usuario, y seremos redirigidos al canal de Youtube del usuario en cuestión.
 
En la parte inferior también podemos encontrar otros datos relevantes cómo por ejemplo el número total de visitas, los comentarios y los “me gusta” y “no me gusta” que ha recibido el vídeo desde que fue subido a la plataforma. Estos detalles son importantes, porque nos ayudaran a establecer un buen contexto alrededor de la evidencia.
 
Paso 2. Obtén tus pruebas con SaveTheProof.
Una vez conocidos los detalles que debes saber para establecer un buen contexto para la prueba, es hora de obtenerla.
 
Para obtener tus pruebas de una red social como YouTube, SaveTheProof ofrece su certificado de Sesión de Navegación, el cuál permite al usuario certificar hasta 30 minutos de navegación por Internet a través de un navegador web, sin descargar nada. Una vez el usuario escoge el certificado de Sesión de Navegación, puede acceder a cualquier página web pública que esté disponible en Internet, por lo que el usuario podrá entrar a YouTube y obtener las pruebas que considere necesarias para su caso. El usuario podrá hacer capturas de pantalla de los momentos que considere más oportunos, y al final de la sesión de navegación, todo será almacenado en vídeo (con audio), en los servidores de SaveTheProof. Junto con la prueba audiovisual, se incluirán en un PDF las capturas de pantalla realizadas durante la navegación, además de otra información de carácter técnico (metadatos).
 
Todo esto resultará en un certificado que dispondrá de validez legal y eliminará el riesgo de que otras partes puedan impugnar su evidencia por posible manipulación.
 
 

Si tienes cualquier duda o necesitas ayuda estaremos encantados de atenderte mediante nuestro chat o por correo electrónico en [email protected]