Manipulación del Contenido Digital: ¿Qué Tan Fácil Es?

Desde noticias hasta memes, pasando por fotos y vídeos, el contenido digital se ha convertido en el pan de cada día en nuestras webs y redes sociales favoritas.

Sin embargo, lo que muchos no se dan cuenta es lo fácil que puede ser crear y manipular este contenido digital gracias al uso tanto de aplicaciones, o el acceso a inspeccionar el código fuente de la web, y no hablemos ya de las herramientas que ofrece la inteligencia artificial (IA), y así obtener capturas de evidencias falsas.

“La Verdad” a Simple Vista

Cuando desplazamos el feed de nuestras redes sociales, confiamos en que lo que vemos es genuino. Pero la realidad es que detrás de cada publicación, existe la posibilidad de manipulación. Desde simples retoques fotográficos hasta vídeos alterados con la ayuda de la inteligencia artificial (los Deepfakes que comentamos a continuación), la línea entre lo real y lo falso es muy borrosa.

La manipulación del contenido digital no es solo un juego inocente. Puede tener consecuencias graves en la sociedad, como la desinformación, fake news y la propagación de bulos.

Es fundamental que como usuarios de redes sociales, estemos atentos y cuestionemos la veracidad de los contenidos digitales que vemos online.

¿Qué son los Deepfakes?

Los deepfakes son una forma de manipulación de contenido digital que utiliza técnicas avanzadas de inteligencia artificial para crear vídeos, imágenes o audios falsos que pueden ser increíblemente convincentes y difíciles de distinguir de los originales. Esta tecnología permite superponer la cara de una persona sobre el cuerpo de otra en vídeos, o incluso crear discursos y conversaciones completamente falsas utilizando la voz y la imagen de individuos reales.

Lo que distingue a los deepfakes de otras formas de manipulación digital es su nivel de realismo y la facilidad con la que pueden ser creados. Utilizando algoritmos de aprendizaje profundo y grandes conjuntos de datos, los generadores de deepfakes pueden producir resultados sorprendentemente precisos en poco tiempo. Esto plantea serias preocupaciones éticas y de seguridad, ya que los deepfakes pueden ser utilizados para difundir desinformación, crear noticias falsas, extorsionar a personas o incluso manipular elecciones.

Aunque los deepfakes tienen aplicaciones potencialmente divertidas, como la creación de parodias o vídeos de imitación, su proliferación ha generado una creciente preocupación en la sociedad y ha impulsado la búsqueda de soluciones para detectar y mitigar su impacto negativo.

Herramientas de manipulación de contenido digital al alcance de todos


Lo sorprendente es que no se necesita ser un experto en tecnología para manipular contenido digital.


Con el acceso a aplicaciones y software fácilmente disponibles para cualquier usuario con un móvil en la mano, se puede retocar una imagen, crear un perfil, modificar el contenido de un post, un vídeo, o editar cualquier recurso en cuestión de minutos.

Ya no hablamos del famoso Adobe Photoshop, que estaba más o menos limitado por su acceso bajo licencia de pago, hay webs como Fakedetail de libre uso donde se puede crear en pocos minutos capturas de un perfil completamente falso de cualquier red social con exactamente el mismo Look and Feel que la plataforma original. Se pueden crear además de la carátula del perfil de la red social conversaciones, posts, chats, mensajes…

Por ejemplo un post de nuestra cuenta @savetheproof  en X real vs. el falso (¡mejorando el número de retweets y likes!) con Fakedetail:

Ejemplo Manipulación del Contenido Digital

Otra forma de modificar el contenido de cualquier web fácilmente es accediendo desde tu ordenador al código de la página, desde donde se puede editar tanto el texto como sus imágenes.

Te invitamos a ver en este vídeo de nuestro canal de Youtube, y veas lo sencillo que es generar y realizar capturas falsas del perfil de la Casa de S.M. Rey en X (Twitter): https://www.youtube.com/watch?v=6Bp6HNAj39g

El Papel de SaveTheProof en la Certificación de Contenido

Ante la prevalencia de la posibilidad de manipulación del contenido digital gracias a las aplicaciones y a la inteligencia artificial (IA), es crucial contar con herramientas confiables para verificar la autenticidad de la información antes que ésta pueda ser manipulada.

Por este motivo puedes usar SaveTheProof para la certificación de evidencias en páginas web o redes sociales, ya que el certificado del contenido ofrece una base de confianza y autenticidad.

Al certificar el contenido con SaveTheProof antes que pueda ser manipulado, se pueden evitar impugnaciones legales por acusaciones de manipulación, proporcionando pruebas sólidas y confiables en el tribunal.

En resumen, tenemos que ser conscientes que la manipulación del contenido digital en las redes sociales es muy fácil y es una realidad que no podemos ignorar, por lo que tenemos que tomar medidas juntos para promover la autenticidad y confianza online.

¡Muchas gracias por leernos! ¡Saludos desde SaveTheProof!