Validez legal de SaveTheProof.com

¿Qué es SaveTheProof?

SaveTheProof es una plataforma online que permite a sus usuarios certificar el contenido de cualquier página web (pública o privada) y el de cualquier fichero. Una página web puede ser una red social, un vídeo, el área privada de nuestro banco, la web de una empresa, un foro,…

Nos encontramos en un momento en el que nuestro día a día gira en torno al teléfono móvil, ordenador, tablet… La forma en que nos relacionamos con las personas ha incluido un componente electrónico del que parece imposible desprenderse. Nos exponemos al mundo en las redes sociales, buscamos pareja en aplicaciones móviles, compramos, vendemos, jugamos…

La tecnología ha permitido que cualquiera de nosotros pueda publicar contenido en Internet y que este esté accesible en milésimas de segundo al otro lado del planeta. Esa versatilidad e inmediatez ha permitido a la gente sacar lo mejor, pero también lo peor, de ellos. Si a esto le sumamos que Internet es un medio volátil, nos encontramos en un entorno donde casi con la misma facilidad el contenido que se publica puede ser modificado o incluso borrado, y muchas veces sin dejar huella.

Savetheproof tiene como objetivo aportar certidumbre y seguridad permitiendo a sus usuarios certificar de forma instantánea, sencilla y, sobre todo, con validez legal, el contenido de páginas web y ficheros.

¿Por qué es tan importante certificar las pruebas digitales?

Como decíamos, la sociedad y las relaciones entre las personas se han digitalizado en los últimos años y eso no sólo se traslada a las actuaciones que podamos realizar día a día para facilitarnos nuestras vidas, sino que se traslada también al ámbito criminal. No es nada nuevo para la sociedad conocer que existen delitos informáticos, pero cada vez son más y más variados.

El problema surge cuando, una vez nos vemos como perjudicados y las pruebas que tenemos para demostrar nuestra postura están en formato electrónico y debemos aportarlas junto con una denuncia o una demanda para presentarlo ante la policía o el juzgado. Cada vez es más habitual que se aporten pruebas en formato digital, pantallazos, audios, vídeos… que hemos conseguido en internet. ¿Pero quién puede asegurar que dicha prueba no ha podido ser manipulada?

Cuando se aporta una prueba en el juzgado, el juez debe admitirla, pero previamente a su admisión permite a las partes que se pronuncien, entre otras cosas, sobre la autenticidad de las mismas. Cualquier prueba puede ser impugnada, y cuando esto sucede se deben solicitar nuevas pruebas para acreditar su autenticidad.

Los documentos electrónicos generados por SaveTheProof tienen la consideración de documentos privados, de acuerdo con el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y por tanto harán prueba plena en un procedimiento judicial tal y como establece el artículo 326 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, siempre y cuando no sea impugnada su autenticidad.

¿Qué ocurre si nos impugnan un documento de SaveTheProof?

El artículo 326 de la Ley de Enjuiciamiento Civil relativo a los documentos privados establece que, cuando se impugna un documento, la parte que lo ha propuesto podrá proponer cualquier medio de prueba para acreditar su autenticidad.

Lo más sencillo, en documentos como los generados por SaveTheProof, es solicitar una prueba pericial. Si de la práctica de dicha pericial resulta que la prueba es auténtica, las costas y gastos que haya supuesto serán a cargo exclusivamente de la parte que haya impugnado la prueba.

SaveTheProof puede acreditar:

  • Que el documento ha sido firmado electrónicamente por Full Digital SL, titular del certificado electrónico.
  • Certificar la integridad del documento generado desde el momento que ha sido emitido.
  • Certificar la fecha y hora en la que se firmó y por tanto, el momento en el que se generó, ya que se incluye sello de tiempo cualificado.
  • Acreditar mediante evidencias técnicas tanto la integridad del propio documento como del proceso de captura del contenido del mismo (Metadatos).

Mediante los documentos generados por SaveTheProof permitimos poder acreditar la autenticidad del mismo, posibilidad que no permite un simple pantallazo.

Los pantallazos son impugnados en los procedimientos judiciales de forma sistemática por la dificultad de poder acreditar su autenticidad y como consecuencia la prueba se inadmite y la parte que lo ha impugnado no tiene riesgo de ser condenado a pagar las costas y gastos de la impugnación.

Los documentos generados por SaveTheProof, no sólo permiten acreditar fácilmente su autenticidad, sino que provocan un efecto disuasorio al imponer las costas y gastos a la parte que lo ha impugnado una vez acreditada su autenticidad.

Si la autenticidad del documento no es impugnada podría formar parte del procedimiento y ser tenida en cuenta para ser valorada por parte del juez.

¿Garantiza SaveTheProof la admisión de la prueba?

La admisión de las pruebas por parte de los tribunales no sólo depende de la autenticidad de la prueba. Existen otros criterios que son valorados por los jueces para determinar que puede introducirse en el procedimiento, como por ejemplo que sea una prueba necesaria, idónea para la resolución del asunto o que haya sido presentada en el plazo correspondiente, pero esos criterios sólo dependen de la pericia o conocimiento de la parte que lo haya aportado. SaveTheProof únicamente puede certificar que un determinado contenido digital existe o existía y que el contenido del mismo es el que se reproduce.

El valor probatorio del certificado aportado única y exclusivamente dependerá del juez que, junto con el resto de pruebas practicadas, emitirá su fallo.

¿Qué significa “con validez legal”?

SaveTheProof genera un documento electrónico con el fin de acreditar como tercero independiente el contenido de una página web o un fichero en un momento determinado. Dicho documento se encuentra firmado electrónicamente mediante una firma electrónica avanzada con sello de tiempo cualificado conforme al reglamento europeo eIDAS. Esto asegura la autoría, integridad y no repudio del documento generado por SaveTheProof.

La firma digital

Equivalente a la firma manual, la firma digital está vinculada al certificado PDF y sus funciones básicas son:

Identificar al firmante de manera inequívoca, en este caso a Full Digital S.L. con CIF B67207845 y propietaria de https://www.savetheproof.com y subdominios.

Asegurar la integridad del documento firmado, es decir, que el documento firmado es exactamente el mismo que el original y que no ha sufrido alteración o manipulación.

La plataforma savetheproof.com utiliza una firma electrónica avanzada conforme al reglamento europeo eIDAS ofrecida por una autoridad de certificación reconocida por Adobe: https://www.firmaprofesional.com

Sello de tiempo

Un sello de tiempo vinculado al certificado PDF garantiza inequívocamente la fecha en la que se generó el certificado. La plataforma savetheproof.com utiliza el servicio de sellado de tiempo (TSA) cualificado conforme el reglamento eIDAS ofrecido por: https://www.izenpe.com

La validez legal implica que el acto que estamos realizando va a surtir efectos legales, es decir, que dentro de la naturaleza del documento electrónico que creamos, podremos acreditar que el contenido del mismo era exactamente el que reproducimos en nuestros documentos, actuando como tercero independiente. Por ejemplo, si certificamos una publicación en Twitter podemos acreditar que en el momento que se genera el documento electrónico dicha publicación existía y que el contenido de la misma era la que reproducimos.

Sentencia Tuenti – Fijando criterios

El 19 de mayo de 2015 se dictó por parte de la Sala Penal del Tribunal Supremo la sentencia 300/2015, más conocida como la Sentencia Tuenti. En dicha sentencia se establecieron los criterios en relación a las pruebas digitales, ya que, con las propias palabras de la sentencia, este tipo de prueba “debe ser abordada con todas las cautelas”.

Hay que decir que dicha cautela obedece la facilidad con la que se pueden manipular las pruebas y por tanto la fragilidad de las misma.

Dicha sentencia además introduce para este tipo de pruebas lo que llamamos una inversión de la carga probatoria: “De ahí que la impugnación de la autenticidad de cualquiera de esas conversaciones, cuando son aportadas a la causa mediante archivos de impresión, desplaza la carga de la prueba hacia quien pretende aprovechar su idoneidad probatoria.

Esto implica que, aquel que ha aportado la prueba, y pretende demostrar su versión de los hechos, en el supuesto de que la prueba sea impugnada, tendrá que demostrar que la prueba es auténtica. Y además requerirá un informe pericial: “Será indispensable en tal caso la práctica de una prueba pericial que identifique el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y, en fin, la integridad de su contenido.”

En resumen, cuando aportamos una prueba en un juzgado, debemos tener la seguridad que en el caso de que sea impugnado, podremos demostrar a través de una prueba pericial de que la prueba es auténtica. Un pantallazo no nos permitirá acreditar dicha autenticidad, pero por el contrario, si hemos certificado el contenido a través de SaveTheProof, cualquier perito podrá comprobar que lo certificado es auténtico, ya que está firmado electrónicamente, con sello del tiempo y con toda la información técnica que aportamos junto con el certificado.

Si tienes cualquier duda o necesitas ayuda estaremos encantados de atenderte mediante nuestro chat o por correo electrónico en [email protected]